¡Síguenos!

Salud y Bienestar

Si perdiste el olfato esta puede ser la razón

Publicado

en

Olfato

Anosmia es la incapacidad de percibir olores o disminución significativa de la capacidad olfativa. El envejecimiento, las infecciones en las vías respiratorias, el Covid-19, sinusitis o un traumatismo craneoencefálico, pueden ser algunas de las causas que provoca el desarrollo de esta enfermedad al perder el olfato.

El olfato es un sentido que nos aporta información esencial de nuestro entorno, en conjunto con el gusto, es por ello que, su deterioro o pérdida produce irregularidades en los hábitos alimenticios, obstaculiza la detección de sustancias tóxicas y/o peligrosas, e incluso puede afectar el bienestar emocional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que la anosmia afecta a un 5% de la población mundial.

Te interesa: ¿Sientes mucho estrés?

Prevención

No es posible, pero las personas con anosmia pueden adoptar estas medidas:

  • Limitar la exposición a productos tóxicos
  • Evitar el contacto con alérgenos
  • No abusar del spray nasal, ya que puede afectar esta mucosa
  • Hidratarse bien
  • Vacunarse con la antigripal, puesto que el virus de la gripe es uno de los principales causantes de la anosmia.

¿Qué hacer?

Es imprescindible que las personas que padecen esta enfermedad tomen algunas de estas medidas de seguridad en sus actividades cotidiana, para evitar accidentes.

Estar siempre atentos a la conservación de los alimentos y sus fechas de caducidad.

Almacenar los productos tóxicos en lugares que sean fáciles de distinguir.

No usar o manipular gas ni productos inflamables.

Sin duda, el deterioro de la función olfativa puede afectar el bienestar emocional, sobre todo en hombres. Según un estudio realizado por lo menos 25% de los pacientes con trastornos olfativos, presentaron síntomas de depresión relacionados con la falta de confianza.

Síguenos en redes sociales: Instagram y Twitter

Salud y Bienestar

Cómo ser productivo trabajando menos y haciéndolo mejor

Publicado

en

En el mundo actual donde la cultura del trabajo a menudo se asocia con largas horas y constante estrés la idea de ser productivo trabajando menos puede parecer una paradoja.

Sin embargo, es posible alcanzar un alto nivel de rendimiento mientras se disfruta de un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal.

El profesor y experto en productividad, Cal Newport, aseguró que existe una manera de hacer más cosas y evitar el agotamiento.

TE INTERESA: Respiración profunda: la sencilla técnica para reducir el estrés según un neurocientífico

El experto propone en su más reciente libro Slow Productivity una solución de tan solo tres para realizar mejor las tareas diarias.

Hacer menos cosas, trabajar a un ritmo natural y obsesionarse con la calidad no sólo agotará menos a las personas sino que también los llevará a hacer más y mejores trabajos.

“Atribuimos erróneamente a los jefes el problema que estamos resolviendo. Creemos que el problema que estamos resolviendo para los jefes es hacer las cosas por ellos de inmediato. El problema real que los jefes quieren resolver es que algo llegue a su mundo que sea una fuente de estrés para ellos. Quieren que eso ya no sea una fuente de estrés. Entonces, si usas algo como este método de lista, te quitarás la preocupación”, dijo en entrevista exclusiva con GQ.

Ser productivo trabajando menos no se trata de trabajar menos horas sino de trabajar de manera más inteligente y eficiente.

Al implementar estas estrategias podrás optimizar tu tiempo y energía, alcanzar tus objetivos y disfrutar de una vida más equilibrada y satisfactoria.

Síguenos en Instagram

Continue Leyendo

Salud y Bienestar

Respiración profunda: la sencilla técnica para reducir el estrés según un neurocientífico

Publicado

en

En caso de estrés la respiración profunda es positiva porque optimiza el intercambio de aire en los pulmones, aumentando la cantidad de oxígeno que llega a nuestras células y tejidos.

Esto se traduce en una mayor vitalidad, energía y resistencia, combatiendo la fatiga y mejorando el rendimiento físico.

TE INTERESA: ¿Sabías que puedes fortalecer los músculos y el equilibrio caminando hacia atrás?

Estudios publicado en la revista Cell Reports Medicine, destacaron que las personas que dedicaba al menos cinco minutos a realizar técnicas de respiración manifestaban cada vez menos síntomas de ansiedad.

Para llevar a cabo el proyecto contaron con 180 voluntarios que practicaron durante cinco minutos uno de los tres ejercicios de meditación de atención plena (TCAP).

Cuando transcurrieron dos meses, los investigadores repartieron un formulario a cada uno de los voluntarios.

Los resultados demostraron que todos los grupos habían reducido su estado de ansiedad y mejorado el ánimo. No obstante, vieron que los que habían realzado el suspiro fisiológico poseían mayores beneficios.

Este ejercicio consiste en una doble inhalación con una exhalación larga.

Según el neurocientífico de la Universidad de StanfordAndrew Huberman, esta sencilla técnica es la más rápida y efectiva de disminuir la fisiología del estrés

Síguenos en Instagram

Continue Leyendo

Salud y Bienestar

¿Sabías que puedes fortalecer los músculos y el equilibrio caminando hacia atrás?

Publicado

en

Caminar hacia atrás, una actividad tan simple como dar pasos en sentido contrario, esconde una gran cantidad de beneficios para la salud física y mental.

A diferencia de la caminata tradicional esta peculiar práctica activa músculos y áreas del cuerpo que usualmente no se trabajan porque brinda un sinfín de ventajas que te sorprenderán.

TE INTERESA: El ajedrez puede mejorar la salud del cerebro y evitar el deterioro cognitivo

Fortalece tu core: Caminar hacia atrás desafía tu equilibrio y obliga a tu core, o zona central del cuerpo, a trabajar intensamente para mantenerte estable. Esto se traduce en una mayor fuerza y control muscular en el abdomen, espalda y glúteos.

Alivia el dolor de espalda: Al realizar esta práctica la columna vertebral adopta una postura más natural, lo que ayuda a aliviar el dolor de espalda y la tensión muscular. Además, brinda un mayor soporte y reduce la tensión en la zona lumbar.

Combate la osteoporosis: También aumenta la densidad ósea, lo que ayuda a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y los hace más propensos a fracturas. El impacto del talón contra el suelo al caminar hacia atrás estimula la producción de hueso nuevo.

Mejora tu memoria y reduce el estrés: Esta actividad estimula la producción de nuevas células cerebrales y mejora el flujo sanguíneo al cerebro, y se traduce en una mejor memoria, concentración y capacidad cognitiva.

Recuerda que incorporar la caminata hacia atrás a tu rutina diaria te brindará una gran cantidad de beneficios para tu salud física y mental. Anímate a dar un paso al contrario para avanzar hacia un estado de bienestar integral.

Síguenos en Instagram

Continue Leyendo
Anuncio

Lo Último